Por qué la información científica no tiene nada de Ciencia

“El mayor problema de las noticias sobre ciencia es que se nos presentan sistemáticamente vacías de evidencia científica alguna. ¿Por qué? Porque los periódicos piensan que ustedes no entenderán la «parte científica» del asunto, por lo que todas las noticias sobre ciencia han de pasar previamente por un proceso de reducción de su nivel de dificultad, en un desesperado intento por seducir y atraer a los ignorantes, precisamente, aquellas personas a quienes no interesa la ciencia para nada (tal vez porque los periodistas creen que es buena para todos nosotros y que, por lo tanto, debería democratizarse).

En determinados sentidos, ésos son impulsos encomiables, pero presentan ciertas incoherencias que me resulta imposible no apreciar. Nadie reduce el nivel de dificultad de las páginas de economía. Yo apenas logro entender la mayor parte de la sección de deportes. En el suplemento de literatura, se publican artículos ensayísticos de cinco páginas que me resultan del todo impenetrables, y en los que cuantos más novelistas rusos aparezcan nombrados, más inteligente pensará todo el mundo que es el autor. Yo no me quejo de nada de eso: lo envidio.

Si simplemente se nos presentan las conclusiones de una investigación, sin que se nos explique qué factores se midieron y cómo, ni qué se descubrió (la evidencia empírica propiamente dicha), entonces tenemos que fiarnos de las conclusiones de los investigadores ciegamente, sin que se nos proporcione idea alguna del proceso que les llevó a extraerlas”.

Ben Goldacre, Mala Ciencia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fragmentos, Periodismo. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Por qué la información científica no tiene nada de Ciencia

  1. Pingback: Por qué la información científica no tiene nada de Ciencia

  2. Tema complicado.

    Cuando escribo algo de divulgación intento hacerlo comprensible, aunque mucha gente no científica me dice que no se entiende mucho. El problema es que para hacer más comprensible las cosas que explico me tengo que empezar a alejar del rigor y usar metáforas que no corresponden y cosas así y la verdad es que prefiero llegar a menos gente y ser riguroso a empezar a mezclar ciencia con cosas que no lo son.

    • David dijo:

      Este tema lleva muerto más de un mes, pero ahí va mi aportación: La divulgación que se pueda hacer mediante metáforas o simplificaciones que realmente sean buenas, como imaginarse una interacción como un muelle, o un electrón como una canica, bienvenida sea para hacer entender a la gente de lo que se habla. Ahora, cuando se entra en temas más abstractos, antes que confundir, es mejor se riguroso. Y tú me podrás decir, que la gente tiene derecho o que es beneficioso (que lo es mientras no se malinterpreten cosas, caso común con mecánica cuántica). Pero si la gente quiere enterarse, que aprendan un poco. Si les gustan los deportes, seguro que antes de seguirlos han aprendido las reglas o jugado alguna vez. O de un modo más general, antes de seguir noticias, han aprendido a leer. Pues que aprendan un poco de ciencia primero. Realmente, esto sería un sinsentido aplicarlo a la gente de manera individual, sería más hablando de la educación en general. Lo que pasa es que la diferencia es abismal: cuando se habla de política, economía, deportes o lo que sea no hay problema. Aunque no entiendas, te jodes (sin ir más lejos, por ejemplo, a mi me ha costado bastante enterarme de lo que es una “zona de exclusión aérea”, por que nadie dice lo que es, y no existe una entrada en el diccionario o wikipedia que se llame así), sin embargo, en ciencia no, en ciencia hay que diluir el contenido hasta hacer que todo parecido con la realidad sea pura coincidencia para que todos entiendan lo que leen (aunque no entiendan el fondo). Simplificación, sí, para que al menos “se sepa que existe” algo como la ciencia. Si yo no hubiese leído algo de divulgación, nunca me habría dedicado a la ciencia, pero de ahí a querer explicar todo en términos inapropiados, no. Ya basta de “particula de dios”, “superluna”, “máquina del fin del mundo” (LHC) o “devorador de galaxias” (agujero negro). Todo ello son ejemplos reales y actuales. Me parece simplemente triste y ridículo entrar en páginas con esos titulares y ver gente discutiendo en los comentarios sobre física nuclear, como éstos días con Japón, cuya única fuente de información ha sido ese “titular”. Por mi parte, yo ya casi he desistido. Si a alguien le interesa la ciencia de verdad, sabe informarse de lo que quiera, y más en estos días. Pero eso de llevar pseudociencia en bandeja a los desinteresados es muy nocivo.

  3. Impulso dijo:

    Bueno, es que yo creo que deberían existir las dos cosas, es decir, de igual manera que alguien que no entienda de economía puede tener una ligera idea de lo que ocurre, sin tener que leerse las páginas salmón, podría haber un periodismo de divulgación científica carente de ciencia, y unas páginas verdaderamente científicas que sólo entiendan las mentes entrenadas. El problema es que entender de ciencia no te hace ganar dinero en bolsa 🙂 (al menos en un principio, jeje).

  4. Pingback: recolector.de blogs tecnológicos » Blog Archive » La semana en los blogs CCXXXVIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s